Composición y producción del poliuretano

Los poliuretanos, al igual que el resto de plásticos, son polímeros fabricados a partir de la reacción de diisocianatos (diisocianato de metilendifenilo, MDI, o diisocianato de tolueno, TDI) con distintos polioles. En función del producto final, su formulación química puede contener otros compuestos como catalizadores, agentes de expansión e incluso pirorretardantes. Las distintas combinaciones permiten fabricar una gama de productos como:

  • espumas flexibles o rígidas
  • espumas de revestimiento integral rígidas y flexibles
  • elastómeros
  • adhesivos
  • recubrimientos
  • sellantes

La densidad del producto es determinada por la cantidad de agente de expansión utilizado y la flexibilidad o rigidez por el tipo de polioles y diisocianatos empleados.

A menudo los poliuretanos se combinan con otros materiales para fabricar distintos productos como:

  • paneles de aislamiento para edificios
  • colchones y muebles tapizados
  • asientos de automóviles
  • neveras y congeladores domésticos
  • paneles de madera compuesta
  • cajas para camiones
  • calzado
  • ropa deportiva

Infórmese sobre los poliuretanos y sus aplicaciones.

Estructura de los poliuretanos

Los poliuretanos son polímeros, que son cadenas de estructuras tridimensionales formadas por eslabones repetidos denominados monómeros. Estos monómeros están compuestos de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. Para formar las cadenas, dichos eslabones se «polimerizan», es decir, se unen unos a otros.

Existen miles de polímeros tanto de origen natural como artificial. El primer polímero artificial fabricado fue la baquelita en 1909. En 1911 se fabricó la primera fibra polimérica artificial, el rayón. Otros polímeros comunes son la poliamida, la silicona, el polietileno, el polipropileno y el poliestireno.