Calzado

Un calzado de calidad deber ser cómodo, duradero, adecuado a su uso y por supuesto asequible. Los poliuretanos permiten a los diseñadores cumplir con todos estos objetivos.

Los poliuretanos ligeros y de gran resistencia a la abrasión son ideales para la fabricación de suelas de calzado resistentes y ofrecen propiedades mecánicas excelentes a largo plazo. Las suelas de poliuretano son prácticas e impermeables y no imponen ningún tipo de traba al proceso de diseño.

Los poliuretanos se emplean en una amplia gama de tipos de calzado. A pesar de que su uso está más extendido en el calzado deportivo y de montaña, también se utiliza con profusión en suelas para zapatos formales y de diseño y en calzado de seguridad de alta calidad. Los sistemas de poliuretano de baja densidad y compactos se utilizan en la fabricación de entresuelas y suelas.

A menudo se deja de utilizar un par de zapatos por razones de moda, pero la durabilidad de los poliuretanos garantiza un alto valor de las piezas que contienen este material en los mercados de segunda mano. Una vez desechados definitivamente, el poliuretano de estos zapatos puede aprovecharse junto con otros residuos sólidos municipales como fuente de energía.