Ciencia e investigación sobre poliuretanos

Los poliuretanos son polímeros plásticos creados por la combinación de diisocianatos ( diisocianato de tolueno, TDI, y diisocianato de metilendifenilo, MDI) y polioles. Existen centenares de tipos distintos de poliuretanos y cada uno de ellos se hace siguiendo un proceso ligeramente distinto:

  • El dióxido de carbono se utiliza como agente de expansión para conseguir la consistencia blanda y cómoda que caracteriza a colchones y sofás. A mayor agente de expansión utilizado más mullida será la espuma resultante.
  • En las espumas rígidas se utiliza un gas como el pentano que queda «atrapado» en las células cerradas de la espuma, de manera que mejora su capacidad aislante.
  • En cambio, al fabricar ruedas para patines, que deben tener una consistencia dura, no se aplica ningún agente de expansión.

Los poliuretanos poseen una gran versatilidad y capacidad aislante y por ello ofrecen muchas soluciones a los retos que plantean la conservación de energía y el diseño ecológico. La industria de los poliuretanos investiga constantemente formas de reducir su propio impacto en el medio ambiente y explora formas de aumentar la eficiencia energética de los procesos de fabricación y también de crear productos cuyo uso permita ahorrar energía, por ejemplo productos aislantes para construcción. Estos productos permiten a familias y empresas reducir su gasto energético y ayudan a la vez a proteger el medio ambiente. En un futuro se lograrán con toda probabilidad mejoras en los procesos de producción que ofrezcan poliuretanos incluso más respetuosos con el medio ambiente y más baratos.